Observatorios Ciudadanos Municipales

Herramientas para el control ciudadano de las cosas que nos importan

La generación más formada en acción

En los últimos años España está viviendo una serie de fenómenos sociales de gran importancia. Los movimientos sociales se están reorganizando, el sistema político está viviendo fuertes convulsiones, la sociedad está en plena efervescencia.

Las protestas sociales se multiplican en todos los ámbitos y una de las cosas que más hemos escuchado es que estamos perdiendo una generación, la generación más formada de la historia española. Independientemente de los datos concretos y la dificultad en la medición del fenómeno, ciertamente la emigración juvenil española está en niveles realmente preocupantes. Pero no toda la juventud del país se ha ido, y una parte importante de quienes aún no se han marchado no se están limitando a buscar un empleo que no hay, ni a quedarse en sus casas.

Especialmente desde el memorable 15 de mayo de 2011, la juventud española está en acción (hay que decir que quienes se han ido también). Informática, diseño, economía, sociología, politología, derecho, y un sin fin de conocimientos están siendo puestos al servicio de la sociedad por la gente joven, y gracias a ello han nacido multitud de iniciativas sociales a todos los niveles, con fines de lo más diverso pero con una matriz bien clara: más democracia y justicia social, menos representación y más participación.

La sociedad organizada en red

Si el fenómeno de la emigración juvenil española es palpable, aún más lo es el de la revolución de las TIC1 y la Internet. El impacto de la última revolución tecnológica es tal que nos lleva a plantear que más que ante una época de cambios, nos encontramos ante un cambio de época.

La Internet está posibilitando nuevas formas de organización social. El caso que presentamos aquí es un claro ejemplo de ello. La Red de Observatorios Ciudadanos Municipales (OCM) funciona gracias a la Internet y el éxito que está teniendo en su rápida expansión se debe a la misma. De hecho, el OCM de La Zubia (Granada) se ha constituido apenas intercambiando dos mensajes de correo electrónico con los responsables de la Red de OCM.

En este aspecto hay que destacar el papel de los principios y herramientas de la cultura libre y el software libre. Todo lo necesario para constituir un OCM se puede encontrar en la web del proyecto2. Los OCM requieren básicamente un equipo de personas y una plataforma web. El software necesario se encuentra disponible bajo una licencia de software libre (AGPLv3)3, y la documentación para su instalación está igualmente disponible bajo una licencia de Creative Commons (CC BY-SA 3.0)4, lo cual proporciona las garantías legales de que, con los conocimientos técnicos necesarios, se puede instalar todo sin tener que pasar por ningún procedimiento de aprobación por parte de la Red, y sin más costo que el del dominio y el alojamiento web.

La PACD y los OCM

Los OCM son un proyecto de la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD)5, y como tal están concebidos para realizar auditorías ciudadanas de la deuda, si bien sus potencialidades permiten que se auditen tanto la deuda como las políticas públicas, es decir, los ingresos y gastos públicos en general (de las cuentas públicas podríamos decir), puesto que su software permite la publicación de todos los datos presupuestarios de un Ayuntamiento y la realización de consultas por parte de cualquier persona y acerca de cualquier capítulo, concepto, partida o subpartida.

La deuda pública supone para muchos municipios una auténtica asfixia económica, si bien no es el único mal que los afecta. Una auditoría ciudadana de las cuentas públicas puede sacar a la luz todo tipo de irregularidades, desde presupuestos inflados, hasta gastos injustificados o innecesarios, pasando por ingresos que no se ejecutan pero deberían, todo lo cual redunda en una gestión de los municipios que de ser de otra forma podría reportar mayores beneficios a su población.

Llegados a este punto, es conveniente aclarar qué es una auditoría. Actualmente, debido a la desastrosa prensa que tenemos, es común confundir “auditoría” con “impago” o “quita”. Una auditoría básicamente busca saber qué ha pasado con las cuentas, en el caso de la deuda pública, básicamente consiste en preguntar ¿de dónde proviene? ¿se ha contraído legalmente? ¿y legítimamente? Para responder a estas y algunas otras preguntas se han de establecer una serie de criterios tanto técnicos como meramente políticos. En el caso de las auditorías ciudadanas, estos criterios son establecidos por la ciudadanía, de una forma participativa, y el proceso de investigación también debe ser participado por la ciudadanía. De ello puede resultar que se verifique que las cuentas están en orden y no se detecten problemas, o lo contrario. En el caso de detectar alguna ilegalidad o ilegitimidad, la propia ciudadanía debe ser la que decida qué hacer, desde denunciar públicamente a las personas (o entidades) responsables, hasta que el Ayuntamiento emprenda acciones legales (tanto judiciales como administrativas).

El OCM de La Zubia

En Granada, el primer OCM que se ha fundado ha sido el del municipio de La Zubia.

Como decíamos al inicio, bebe de la puesta a disposición del conocimiento de otras personas, teniendo que aportar sólo un poquito más de trabajo quienes lo hemos fundado. Así es para el caso de nuestros Estatutos (documento organizativo), que se inspiran en los de la Asociación PASOS6, y sólo hemos tenido que adaptarlos a nuestras necesidades.

Algunos OCM están yendo aún más allá de las auditorías contables y están haciendo estudios sobre la organización interna de los Ayuntamientos, otros están planteando propuestas para la remunicipalización de servicios privatizados como el agua o la atención a la dependencia. En el caso de La Zubia, también nos estamos planteando estas y otras cuestiones, como hacer un seguimiento del cumplimiento de los programas electorales.

Las potencialidades de las nuevas herramientas de participación ciudadana pueden llegar hasta donde la ciudadanía esté dispuesta a llegar. ¿Hasta dónde estamos dispuestas a llegar?

Pablo Laguna Sánchez
Portavoz
Equipo de Observadores del OCM La Zubia


1 Tecnologías de la Información y la Comunicación.

6 Participación y Sostenibilidad (http://participacionysostenibilidad.com/)


Actualización (20/09/2015): Artículo publicado en el nº 12 de la revista sevillana El Topo. Página extraída:

articulo_OCM_eltopo

(descargar)

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

CC BY-SA 4.0 Observatorios Ciudadanos Municipales por Pablo Laguna está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *